Ruta 3 : Cañada Real Galiana

Distancia 19,03 km,  contar unas 4 horas.

http://www.endomondo.com/routes/166080030

Marchando hasta la

Cañada Real Galiana

La marcha que proponemos hoy  discurre por el Camino de Torrejón de Velasco, hasta llegar a la Cañada Galiana y por ella llegar a las proximidades de Pinto, para volver luego a Valdemoro por el camino de la Travesía. De todo el recorrido, lo más significativo será el paso por una vía pecuaria tan importante como lo fue en tiempos (y sigue siéndolo ahora, aunque por otras causas) la Cañada Real Galiana.

Se denominan Cañadas Reales a aquellas cañadas castellanas de uso tradicional, reguladas por edicto real de Alfonso X el Sabio en 1273. Si bien los caminos trazados por las cañadas luego conocidas como reales eran recorridos usados desde el antiguo por el pastoreo trashumante, el decreto de Alfonso X perseguía la regulación, ordenación y protección de ciertos caminos que por su importancia, uso o ubicación merecían ser preservados de posibles violaciones. Así, junto con la creación del Concejo de la Mesta, quedaron definidas las cañadas reales. Una cañada real debía tener una anchura de 90 varas castellanas (72,22 metros) y tenían la característica de ser trazados de muy largo recorrido (más de 500 km) y discurrir principalmente en dirección norte–sur con las lógicas limitaciones que impusiera la geografía.

La Cañada Real Galiana discurre entre La Rioja y Ciudad Real (también es conocida como Cañada Real Riojana). Nace al Sur de la Rioja y recorre las provincias de Soria, Guadalajara, Madrid, Toledo y Ciudad Real.

La pérdida de los privilegios de la Mesta desde el final del Antiguo Régimen (siglos XVIII y XIX) no supuso el final de su consideración jurídica, y hoy en día aún se mantiene en el dominio público sujeta a una amplísima protección que impide cualquier otro uso, especialmente el urbanístico, que es con el que compite en la actualidad (anteriormente lo hacía con el uso agrícola, en el secular enfrentamiento entre agricultores y ganaderos).

Particularmente, el tramo que transcurre al sur de la ciudad de Madrid ha sido objeto de ocupación para la construcción de edificaciones irregulares (chabolas) desde los años 1960 en torno a un modelo no planificado de ciudad lineal, que se han ido haciendo cada vez más estables hasta llegar a un número de más 2.000 que alojan a unos 40.000 habitantes en torno a 15 kilómetros de cañada.

En los tramos no urbanizados ilegalmente o afectados por otro tipo de alteraciones (circulación masiva de camiones, vertidos ilegales, proximidad de vertederos legales u otras instalaciones contaminantes) se mantiene, en mayor o menor medida, su valor como espacio natural, y se usa como vía para cicloturismo y otras actividades similares.[] Algunas zonas de la cañada están integradas en el Parque Regional del Sureste o son adyacentes al mismo.]

El Parque Regional en torno a los ejes de los cursos bajos de los ríos Manzanares y Jarama, llamado coloquialmente Parque Regional del Sureste, es un espacio protegido de 31.552 hectáreas situado a lo largo del curso medio-bajo de los ríos Jarama y Manzanares, en el sureste (de ahí su nombre) de la Comunidad de Madrid.

Es un parque regional que se extiende de norte a sur a lo largo del Jarama, en donde predominan las llanuras de ribera y algunos cerros, pero la riqueza natural de este espacio reside en las fértiles llanuras cerealistas, los cortados y cantiles yesíferos de los cerros, los sotos y riberas de los ríos y en los numerosos humedales y lagunas. Uno de sus enclaves más emblemáticos son los Cerros de la Marañosa, cuya altura máxima es de 698 m. En la zona también hay yacimientos arqueológicos y paleontológicos.

Este espacio protegido está dentro de los términos municipales de Velilla de San Antonio, Ciempozuelos, Titulcia, Rivas Vaciamadrid, San Martín de la Vega, Morata de Tajuña, Arganda del Rey, San Fernando de Henares, Pinto, Mejorada del Campo, Getafe, Valdemoro, Aranjuez, Chinchón, Torrejón de Ardoz, Coslada y Madrid. En otra ocasión recorreremos la zona del parque que nos limita.

FICHA TÉCNICA PARA LA MARCHA:

Enlace para visualizar el mapa detallado de la ruta: http://www.endomondo.com/routes/166080030

Distancia a recorrer: 19’030 km.    Dificultad: Baja/media.   Terreno: Asfalto, tierra y grava.   Duración: 4 h.

La dificultad está únicamente en la distancia a recorrer, que exige de cuatro horas de marcha continuada.

Biodiversidad: atravesaremos zonas de cereales, de olivos y de prado bajo en los humedales de la cañada; por donde abundan los conejos, las liebres, las palomas torcaces y las perdices, principalmente.

 

ITINERARIO.-

Saldremos de la glorieta del Parque Tierno Galván, para dirigirnos por el Paseo del Párroco Don Lorenzo hacia el lavadero y por la c/ Illescas llegar al Paseo de la Rambla y de allí, por la c/ Seseña bajar hacia el parque Duque de Ahumada, coger la c/ General Martitegui hasta la c/ Libertad (km. 1) y por ésta, hacia la izquierda, continuar hasta el final y en la rotonda donde se cruza con la Avda. de España, tomar el camino de tierra que sale frente a la calle.

Iniciado el Camino de Torrejón, llegamos al (km. 2) y posteriormente, tras haber cruzado por debajo de un puente la carretera M-423 (que va a San Martín) estaremos en el (km. 3).

Siguiendo siempre el camino principal y que es más o menos recto, (no los que salen a izquierda y derecha del puente), iremos descendiendo hacia el valle de Torrejón de Velasco. Cuando veamos un sendero que sale hacia la izquierda hasta una casa próxima al camino, estaremos llegando al (km. 4).

Más adelante, dejaremos a nuestra derecha una pequeña finca cercada, con un depósito de agua al lado y un poco más allá estaremos en el (km. 5).

A unos 500 m. cruzaremos el Arroyo Guatén (con o sin agua, según la estación) y ya estaremos pisando el suelo de la Cañada Real Galiana. Siguiendo por el camino, iremos subiendo hacia un puente (km. 6) sobre la carretera R-5, que no cruzaremos, pero que nos servirá de mirador para contemplar bien la zona en la que estamos:

Si damos la espalda al puente, tendremos delante toda la zona de la Cañada Real Galiana (lo que queda de ella). El camino que ahora pisamos, que se pierde en dirección hacia Pinto por el frente y hacia Torrejón de Velasco por la espalda,  es el nuevo trazado de la antigua vía pecuaria.  La construcción de la carretera y más allá las vías del AVE, han hecho que se modifique el trazado original de la vía pecuaria, aunque siguen siendo visibles sus vestigios.

Entre el camino y el Arroyo Guatén, una franja del humedal característico de la zona, nos indica por donde iba originariamente la cañada. En la parte donde el arroyo choca con la radial, aunque hay alcantarillas de desagüe, se ha formado una considerable retención de agua, que sirve de hábitat natural para varias especies avícolas, sobre todo patos, que lo utilizan para sacar adelante a sus crías.

Desde el puente, empezaremos a andar por la cañada, en dirección a Pinto y un poco antes de cruzar de nuevo el Arroyo Guatén, habremos llegado al (km. 7). Poco después el camino gira a la izquierda y sigue casi en línea recta hacia Pinto. Un poco después de pasar por el (km. 8) se nos cruza perpendicularmente el camino de Parla a Valdemoro. A la altura del (km. 9) se cruza otro camino perpendicular y, cuando lleguemos hasta una finca a la izquierda del camino, con varias construcciones y bastante arboleda, ya estamos en el (km. 10).

A medida que nos hemos ido alejando del puente, se observa que las 90 varas castellanas que la vía pecuaria medía de anchura (más de 70 metros), se han quedado reducidas al ancho del camino y que a uno y otro lado del mismo lo que ahora hay son campos de cereales, principalmente. Desde hace unos cuantos años el camino está jalonado de almendros. Ojalá prosperen y algún día sea, por lo menos, un buen sendero por donde guste caminar.

Un poco después de pasar bajo una línea de cables de alta tensión, llegaremos al (km. 11)  y en la intersección de caminos que hay próxima a la carretera M-506, ya en Pinto, habremos llegado al (km. 12).

En la intersección cogeremos el camino que sale hacia la derecha, en paralelo, primero  con la carretera y más adelante con las vías del tren. Al llegar a la zona de un enorme puente de hierro que cruza sobre las vías, (km. 13) el camino se convierte en tres: uno a la izquierda, que sigue próximo y paralelo a las vías. Uno central, por el que seguiremos nosotros y un tercero, a la derecha, que se aleja de las vías y sube hacia una zona de pinar. Este último es el Camino de Pinto a Valdemoro, que también sería una buena ruta de regreso. Lo haremos en otra marcha.

Una vez que hayamos tomado ese camino central, seguiremos por él, notando que es un camino de muy reciente trazado y que desemboca en el Polígono Industrial de Valdemoro. Aproximadamente a la altura del camino donde vemos el cruce entre las vías hacia San Martín y la carretera A-4, estaremos en el (km. 14).

Rebasado el gran almacén que hay al principio del polígono, haremos un pequeño quiebro a la izquierda y luego a la derecha para pasar bajo el puente de la carretera M-423 y después tomaremos la calle central del polígono, la Avda. de Madrid, por la que avanzaremos hasta dejar atrás el polígono y situarnos en la primera rotonda del núcleo urbano de Valdemoro. Ya habremos dejado atrás los (km. 15 y 16).

Cogeremos por la c/ Camino de Pinto, hasta llegar a la rotonda con la c/ Guardia Civil (km. 17) y seguiremos por ésta última hasta su confluencia con la c/ Doctor Fleming, por la que llegaremos a la c/ San Vicente Paul y desde aquí a la Avda. de Andalucía (km. 18), por la que seguiremos hasta su final, donde se une con el Paseo de Tierno Galván, por el que seguiremos hasta llegar al parque de igual nombre (km. 19) y a la rotonda de inicio.

Comments are closed.